Desarrollo y mantenimiento de sitios en Internet, en Saltillo, Coahuila. México.

   Inicio < Opinión...es < Jesús Rendón Vallejo. < ¡PARA RECIBIR ALGO TIENES QUE DAR!
 
 
¡PARA RECIBIR ALGO TIENES QUE DAR!



   ¡PARA RECIBIR ALGO
TIENES QUE DAR!

Por: Jesús Rendón Vallejo

Así de simple es la fórmula. Incluso los metafísicos lo aplican y saben que para una acción hay una reacción. Voy a tratar de manera sencilla lo que trato de decir: son reiteradas las veces en que algunos ciudadanos llaman a otros de su mismo género los “comelonches” o “acarreados” a todos los que van a un evento político.
Todo lo negativo tiene su lado positivo, uno no existe sin el otro. Por ejemplo, a mí me invitan a la reunión de cierto candidato de un partido y asisto por varias razones: primero, porque puedo caminar y ando bien de salud -de no ser así pues no voy-; segundo, allí encontraré a varios amigos del ambiente donde yo me muevo y saco para la gorda, y si reparten lonches qué mejor me ahorro lo del transporte de ida y vuelta.
Entonces ¿qué está pasando? Que estoy dando mi tiempo y a cambio podré recibir algún cliente potencial para venderle mis artículos, sobre todo a las personas que les gustan las antigüedades (máquinas de escribir, de coser, lámparas de carburo, cámaras fotográficas), es lo que más promociono, claro aparte de dedicarme al periodismo.
Edito una revista, se llama La Hormiga. Le dicen insecto, pero es más que eso, es un ser vivo demasiado inteligente, trabajador incansable. Es más, no sé cómo se reproducen si es hormigo o hormiga porque no hay manera de diferenciar el sexo, algunos dicen que es por huevecillos
- ¡imagínese si de por si es pequeña de qué tamaño podría ser el huevecillo! -.
Se distingue porque trabaja en equipo, carga tres o más veces su peso; guarda sus alimentos para no salir en el invierno, ¿Cómo la ven? Será un ser irracional -creo que no-, pero estaba en el tema de los “comelonches”, término despectivo que se echan unos a otros.
Veo que también otro candidato, que no es del PRI reúne mucha gente, pero a sus seguidores no les dicen “comelonches” ni “acarreados”, ¡quién sabe porque irán! Pero de seguro hay un interés. Incluso en la misma iglesia a la hora de la misa en algún momento a uno le pasan la charola para que dé su diezmo o “limosna” -como le quiera llamar-, a cambio está recibiendo esperanza de que sus problemas sean menos o se solucionen los que ya tiene. ¿Por qué cree que los niños se aburren en misa? Porque ellos no tienen problemas.
Este tema es algo complicado. Aquí algunos muy preocupados, haciendo encuestas, tratando de conocer quién va a ganar en las próximas elecciones y muchos temerosos de perder la “chamba” tendrán que apoyar al que les va a dar algo a cambio.
Nada es gratis -y esto es en cualquier partido-, unos ni “lonche” dan por qué los ofenden diciéndoles que no tienen dignidad, -imagínese por un “lonche” se pierde la dignidad-, peor que perder la virginidad, y no tanto porque después del dolor viene la felicidad y viceversa.
Usted mejor diviértase, lo que tiene que pasar pasa. Gracias a Jehová no estamos en Siria o en otros países donde ya quisieran un “lonche” en un mitin político y no estar sufriendo. Por eso elevemos nuestras oraciones para que ese pueblo no esté sufriendo la barbarie del ser humano
-por eso le voy más a las hormigas que a la especie homo sapiens-.
Se fijó como me salí del tema, que no sé si le haya entendido, feliz domingo, vaya a misa.

Saludos a mi amiga Gladys, que nos lee en Miami, Florida.
 
 
 
  << Regresar || ¡PARA RECIBIR ALGO TIENES QUE DAR! Visitas  74 || >> 
Última actualización del sitio: 17-nov-2017 06:45 PM