Desarrollo y mantenimiento de sitios en Internet, en Saltillo, Coahuila. México.

   Inicio < Opinión...es < Jesús R. Cedillo < Iglesia católica: Entre amenazas y odios 2/2
 
 
Iglesia católica: Entre amenazas y odios 2/2



   Palos de ciego

Iglesia católica:
Entre amenazas y odios 2/2

Jesús R. Cedillo

1. Sin duda, este es el sexenio de la muerte, tanto para periodistas y escritores, como para sacerdotes. En el actual sexenio van 19 muertes de presbíteros. Bien no les ha ido por todo lo que arrastran en contra (actos de pederastia).

2. El último en caer, fue el sacerdote Miguel Ángel Machorro, que fue herido a puñaladas el pasado 15 de mayo después de terminar misa en al Catedral metropolitana en el bello Distrito Federal.

3. Hace días, se dio a conocer que cayó en muerte cerebral. La doctora Elida Roque dijo que solo se espera “que el corazón del paciente se agote y deje de latir.”

4. La Iglesia católica vive días negros. Como siempre. En su seno conviven ángeles y demonios. Se mueven sus jerarcas entre amenazas, odios y también, reconocimientos por parte de una sociedad que busca desesperadamente asideros, tótems, líderes en todos los aspectos del abanico social.

5. Es como creer y buscar a Dios. Los humanos necesitan a Dios, por eso se han inventado más de 2750 dioses alrededor del mundo los cuales hoy, siguen venerándose. El Dios cristiano es uno más, así de sencillo.

6. El escándalo de la impunidad que rodea a los curas pederastas en todo el país y en el extranjero, tiene un solo reclamo: que sean procesados ante la justicia.

7. “Guardos de los falsos profetas, que vienen a vosotros vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces.” Mateo 7:15. Los sacerdotes deberían de poner en práctica aquello que leen diario desde sus púlpitos. Incluyendo a su majestad, su alteza serenísima, a quien hay que quemarle incienso con pompa, boato y te deum, el monje mediático de Raúl Vera López.

8. ¿Alguien cree el día de hoy en los sacerdotes católicos? Eso del celibato ya debería de eliminarse, pero la Iglesia está enmohecida y apolillada. En la Biblia no hay ni un solo verso que prohíba el casorio de los ministros de culto.

9. Vaya, si hasta el soltero más codiciado de su tiempo, el maestro Jesucristo, anduvo con la guapa de la Magdalena, ¿Por qué no habrían de tener esposa los sacerdotes católicos? En fin, pobre gente reprimida.

10. “El salario que el pecado paga es muerte…” Romanos 6:23. Caramba, ni los mismos sacerdotes se asustan de lo que enseñan y que en teoría, dijo Dios. .











 
 
 
  << Regresar || Iglesia católica: Entre amenazas y odios 2/2 Visitas  98 || >> 
Última actualización del sitio: 17-oct-2017 12:24 AM