Desarrollo y mantenimiento de sitios en Internet, en Saltillo, Coahuila. México.

   Inicio < Opinión...es < Jesús González Schmal < VALOR DE LA MEMORIA CONSTITUCIONAL
 
 
VALOR DE LA MEMORIA CONSTITUCIONAL



   Por Jesús González Schmal.

En la Antigua Escuela de Jurisprudencia de la calle de San Idelfonso en el Centro Histórico, se llevó a cabo el pasado 27 de noviembre una ceremonia conmemorativa del Centenario de la Constitución de 1917, rindiendo homenaje al estadista convocante del Congreso don Venustiano Carranza y a los doscientos diecisiete constituyentes, que durante dos arduos meses debatieron y enriquecieron la iniciativa del Jefe del Ejército constitucionalista, encargado del Poder Ejecutivo de acuerdo con el Plan de Guadalupe de marzo de 1913. Logro así reunir a los mejores hombres del país para reivindicar la dignidad nacional por el asesinato del Presidente Madero y dar continuidad y realización, a los postulados revolucionarios que habían levantado al pueblo contra la dictadura porfirista.

El acto solemne tuvo también como objeto, reconocer a diez distinguidos estudiosos de la Constitución, por su dedicación y trabajo en beneficio de un más profundo conocimiento del hecho histórico y de su contenido jurídico-político que nos ha llevado a una mejor comprensión y valoración. El gobierno de la Ciudad de México y el Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México, unieron esfuerzos para dar relevancia a la celebración con objeto de recobrar en la memoria colectiva, la importancia del acontecimiento que aportó a la humanidad un nuevo modelo de Constitución que consagra no solo los derechos individuales, sino también las garantías sociales que ahora son la segunda generación de los Derechos Humanos.

Lo substancioso del acto conmemorativo no solo fue el sitio en que se llevó a cabo, ni el merecido reconocimiento a los galardonados con una espléndida escultura del maestro Ramirez Ponzanelli que denominó “Letras Vivas”; también tuvo el lujo de cuatro exposiciones temáticas de gran valor intelectual en estos momentos de la patria, en donde se padece un pragmatismo político vacío de contenido de fondo y sentido finalistico, concentrado exclusivamente en el interés de las facciones políticas que se disputan el poder. Lo acertado de las deliberaciones de los oradores, merece su reproducción como objeto de reflexión para las decisiones de los rumbos hacia una mejor práctica política cifrada en el interés nacional verdadero.

El espacio reducido no da para comentar con amplitud, solo nos permite enunciativamente, tocar las materias abordadas por los expositores. Diego Valades inicio un discurso con la pregunta: ¿Una constitución tiene edad? Y con amplio conocimiento de la historia constitucional repasó los antecedentes de Inglaterra, Francia, Estados Unidos, etc. y encontró claros y obscuros en cada uno de ellas, principalmente en la norteamericana que llegó al reconocimiento de la esclavitud, todo para concluir que en las constituciones se da lo da lo viejo que hay que modificar por su anacronismo y lo de siempre y básico, que se debe mantener En el caso de México no se puede decir que sea una Constitución tan longeva, que por ello haya que emitir una nueva sino, axiológicamente, consolidar lo positivo con un lenguaje moderno y reordenarla transfiriendo a las leyes reglamentarias, lo que no sea de esencia constitucional de principios. El proyecto de esta renovación incluso, está disponible para abrir el debate y tomar decisiones.

El maestro Sergio García Ramírez hizo una amplia retrospectiva del Congreso Constituyente y de la participación de algunos de los egresados de la misma Antigua Escuela de Jurisprudencia, dando nombres de distinguidos constituyentes de Querétaro, resaltando con ellos la fuerza y sustento de los argumentos jurídicos que sostuvieron. También repaso las vicisitudes de las etapas del desarrollo del Derecho y la importancia de la Universidad Nacional Autónoma de México en la alimentación del estudio del Derecho comparado y del Instituto de Investigaciones Jurídicas en su versión moderna. La doctora Patricia Galeana directora del INEHRM y secretaria técnica del Comité para la Conmemoración del Centenario de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, enumeró las más de cien ediciones del Instituto en relación con el tema constitucional y abundó en una de las ultimas, relativa a “La Ciudad de México durante la Revolución Constitucionalista” de Francisco Ramírez Plancarte.

Patricia Mercado Secretaría de Gobierno de la CDMX en representación del Jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera, se refirió al avance que se ha logrado en el reconocimiento de derechos ciudadanos para engarzar los cien años de la Constitución Federal con la primera Constitución de la Ciudad de México como entidad federativa y los derechos humanos de última generación contenidos en la misma. La entrega de las esculturas a los galardonados coronó el acto que deja constancia de que en el viejo Barrio Universitario del Centro Histórico, donde se ubican más de cuarenta y ocho museos, la mayoría auspiciados por la UNAM, es y será el Centro Cultural de la nación por sus vestigios materiales pero, también, porque en él se han escenificado los más significativos hechos históricos y con ello, la conciencia de lo mexicano se nutre para que, el pasado hecho presente, pueda ser el sustento de un mejor futuro.

Lo que quedó en la audiencia de mujeres y hombres que ocuparon todo el patio central del soberbio edificio, fue la decisión respecto de la disyuntiva: ¿México necesita una nueva Constitución? o la opción puede ser el proyecto de consolidación y reordenamiento como se propuso. Así se confirmará que sin lugar a dudas tenemos buenas leyes, que el reto es aplicarlas ordenándolas. No deben esperara más a vivir el estado de derecho que, desde luego, está en la obra del Constituyente del 17. Lo que urge es aplicarlo con las adecuaciones que, a cortísimo plazo, deban implementarse.




 
 
 
  << Regresar || VALOR DE LA MEMORIA CONSTITUCIONAL Visitas  18 || >> 
Última actualización del sitio: 12-dic-2017 07:55 PM