Desarrollo y mantenimiento de sitios en Internet, en Saltillo, Coahuila. México.

   Inicio < Opinión...es < Alfredo Lujambio R. < ¿ LA CORRUPCIÓN ES CULTURAL ?
 
 
¿ LA CORRUPCIÓN ES CULTURAL ?



   San Luis Potosí, S. L. P. a 29 de agosto del 2014

. . . . . . .Pues resulta que una de las pocas voces independientes y críticas hacia el actual gobierno, ya la callaron. Empezaron por quitarle su noticiario nocturno por televisión, después le quitaron su espacio en el periódico Excelsior y ahora recientemente, le quitan su último espacio público en su programa radiofónico matutino, al mismo tiempo que difunden un video que le tomaron subrepticiamente, bajo procedimientos ilegales, en el que parece tener una relación amorosa extramarital. ¿De qué se trata? Se trata de destruir la vida profesional y familiar de un comunicador que tuvo el gran pecado de cuestionar duramente a Peña Nieto desde que era candidato del PRI a la presidencia. Que reunió más de 5 millones de firmas de ciudadanos que piden suprimir totalmente, no a medias como quiere Peña Nieto, a los diputados y senadores plurinominales. Se trata de sentar un precedente para que todo mundo sepa que quien ose criticar al gobierno, como por ejemplo cuando aplica una reforma fiscal claramente recesiva que castiga principalmente a la clase media y refuerza el poder de los grandes monopolios, pagará las consecuencias. ¿De eso se trata?.
La desaparición de Pedro Ferriz De Con de los escenarios de los medios de comunicación masiva, es una mala, una pésima noticia para los ciudadanos que queremos vivir en un sistema democrático en el que se respeten las libertades y la crítica. Por encima de que nos haya agradado o no el trabajo público de Ferriz, lo que debe sacudir la conciencia de los hombres libres de este país, es la amenaza que se levanta contra las voces críticas. Contra las que no se someten y no aceptan el soborno, como lo hacen los rapaces que ansiosamente se aferran al presupuesto público.
El otro hecho reciente que me llama poderosamente la atención y también debe ser motivo de gran preocupación, es la declaración del presidente Peña Nieto en la que aseguró textualmente que, “la corrupción es un hábito cultural”. Añadiendo: “la hay en todo el mundo y está en la misma naturaleza humana”. Y rematando: “La corrupción es un tema, yo insisto, de orden cultural”, lo cual fue contestado en forma clara e inmediata por León Krauze: “la corrupción no radica en nuestro modo de ser, sino en un régimen político fincado, como dijo Gabriel Zaid, en la propiedad privada de las funciones públicas”. Cuando afirma Peña Nieto que la corrupción está en el espacio de las costumbres, está rechazando cumplir su obligación de trabajar por el bien de la sociedad, es disculpar los abusos y los excesos “con pretextos antropológicos”, como dijo Jesús Silva-Herzog Márquez, en su columna del pasado lunes. Que el presidente de México diga y piense que la corrupción es un tema de orden cultural, es disculparla con una actitud irresponsable. “Porque así somos”, dijo.
Y es que, reconozcámoslo, si así piensa el presidente, así piensa el PRI, por eso pueden solapar a un Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre el presidente de ese partido en el DF que usaba las oficinas y el presupuesto de su partido para exigir trato sexual a sus empleadas. Pero si no se combate la corrupción con medidas enérgicas, los mexicanos viviremos bajo la ley de la selva, en la ley del más fuerte, donde impere la ambición, la corrupción, la delincuencia, y el abuso de autoridad, la arbitrariedad, el manejo oscuro de las finanzas públicas, cohabitando con el de discurso triunfalista del presidente, y con periodistas que cobran puntualmente su “chayote”, con gobernadores y alcaldes enredados en las redes de la delincuencia, diputados y senadores al servicio de los intereses de Televisa o de Telcel, o a las órdenes de los grupos de delincuencia. Seguiremos viendo crecer fortunas mal habidas al calor de los puestos públicos y funcionarios que dilapidan el erario público para auto promoverse en búsqueda del siguiente puesto.
Todo eso y más, significa que el presidente diga que la corrupción es fenómeno cultural.
Según el Secretariado Ejecutivo del SNSP, en el renglón de homicidios dolosos, en lo que va del actual sexenio, se registraron 29,417 averiguaciones previas, contra 18,451 de la administración calderonista. Por su parte, el semanario Zeta, reconocido como una publicación seria y verídica dice: “Peña Nieto reporta menos homicidios que las propias fiscalías y procuradurías de los estados”. Se basa en un informe del INEGI, que aclaró que sus cifras son preliminares con corte al 10 de julio “porque aún no terminan los procesos de generación de la estadística”, pero Peña los tomó como definitivos para pregonar una supuesta disminución del 30% en asesinatos.
Vaya desde aquí nuestra solidaridad y aliento hacia los ciudadanos potosinos que trabajando en la zona centro de la ciudad, en comercios legalmente establecidos, están exigiendo a los gobiernos de la ciudad y del estado, que cumplan su obligación de brindar seguridad y garantías, frente a la invasión incontenible y solapada del ambulantaje, que solo se explica en un entorno de corrupción incontrolable.

Alfredo Lujambio R.
 
 
 
  << Regresar || ¿ LA CORRUPCIÓN ES CULTURAL ? Visitas  1283 || >> 
Última actualización del sitio: 21-jul-2017 08:16 PM